jueves, 12 de enero de 2012

La casa donde mataron a Pablo Escobar, ya tiene dueño


Pancho Villa


La vivienda, abandonada durante años por un litigio legal, finalmente ha encontrado comprador: Omar Restrepo, un importador de maquinaria pesada.

El comerciante ignoraba la historia de la casa. Él sólo buscaba una vivienda abandonada para remodelar. Justo antes de firmar la compra, el encargado de la venta le comentó: "tengo que decirle algo. En esta casa mataron a Pablo Escobar".
"Los documentos estaban en regla y no me importó. No conocí a Escobar y tampoco tuve negocios con él", detalla Restrepo 

Durante años la casa sirvió de refugio a drogadictos e indigentes mientras se definía su situación legal. Paralelamente crecía el aura de misterio de la vivienda y la visita de curiosos locales y extranjeros que querían conocer el lugar donde mataron al jefe del Cartel de Medellín.
"Después de la muerte de Escobar la fiscalía inició un proceso de extinción de dominio que dura quince años porque se asumió que el inmueble era del capo. Al final se encontró al dueño que no tenía nada que ver con Escobar. Él simplemente le había alquilado la vivienda a una mujer",

 El capo, que para entonces amasaba una fortuna de más de US$3.000 millones, según Forbes, se escondía en una pequeña habitación.
El 2 de diciembre de 1993, a raíz de una llamada que Escobar le hizo a su hijo con motivo de su cumpleaños, los aviones que permanentemente peinaban la ciudad esperando un error del capo, encontraron el sitio exacto donde se escondía.

El Bloque de Búsqueda, un cuerpo especial de la policía, llegó a la casa del barrio Los Olivos. Un Escobar barbado y obeso, que había huido de decenas de operativos, moriría disparando sobre el tejado de la vivienda.
House where Pablo
Escobar was shot

The death of Pablo
Escobar

Tanto la casa como la tumba de Escobar, así como sitios emblemáticos de su vida como el Edificio Mónaco (donde sobrevivió a la explosión de un coche bomba del Cartel de Cali) forman parte de un recorrido turístico no oficial que algunos curiosos contratan.

Botero y la bomba /
Botero and the bomb

"This Property
Never Belonged to Pablo Escobar"

De momento, Restrepo, el propietario de la última casa que habitó Escobar, observa a los turistas desde la ventana. Su hija, de quince años, duerme en la habitación donde el narcotraficante pasó sus últimos días.

Cuando le preguntan si siente miedo o si se ha visto su fantasma ella responde con naturalidad: "No. No tenía nada que ver conmigo".

Fuente y noticia completa en: BBC Mundo

Relacionado:

Se ha producido un error en este gadget.