lunes, 13 de febrero de 2017

Mi saludo a Bill Clinton

El día 5 de Febrero, fue una tarde diferente para mí. Después de haber pasado unos días de ocio en New York, donde tuve la oportunidad como siempre de recentrarme con amigos que considero hermanos de la vida, siempre trato de encontrar tiempo para ver algunos familiares y mis amigos de la universidad que están por esos lados, la verdad es que siempre trato de ver personas que conozco por las ciudades donde viajo.

Los que me conocen y algunos de lo que han leído por acá saben de mi deleite por la música y las artes. Siempre digo que cada vez que visito NY, alguien o algo de alguna rama del arte me cruza por el camino. El viernes caminando por el Alto Manhattan me encontré con el cantante dominicano Alex Bueno, mientras me dirigía a un concierto de mi amigo Fernando Villalona, nos tomamos un selfie que paso sin pena ni gloria.

Después de mis días en NY, cuando ya retornaba a casa y acababa de bajarme de un uber, en el mismo JFK a la misma hora y en el mismo lugar llegaron 3 SUV y de una vez comenzó un movimiento rápido, sabía que alguien de importancia había llegado lo que nunca me imaginé es que de una de esas SUV iba a salir en 42.º presidente de los Estados Unidos, el mismo Bill Clinton. Pasando casi por desapercibido saludo un señor que fumaba en la entrada de la terminal, el señor en un tono amigable le pidió que por favor le concediera el honor de saludarlo a lo que el presidente atino a decirle “como no, gusto en verte” en ese momento yo estaba a menos de 5 pies de distancia de Clinton y un seguridad en un tono casi silente me dijo que esperara ahí el presidente dio vuelta nos vimos de frente le di la mano y le pregunte si podíamos tomarnos una foto y muy sonriente dijo que si, teniendo esta Selfie como resultado;


Ya al momento de mi selfie había unas 10 personas alrededor de esta gran figura de la política y vida pública, que entre escándalos y momento cruciales de la historia es recordado como uno de los mejores presidentes de la nación americana, entro saludo lo que aparentan ser (para mi) borders patrols y después entro por la puerta de Delta Priority. Dejando en mí una de las experiencias más memorables para la posteridad.

 El presidente viajaba a Ámsterdam no sé con qué fines, pude leer eso en un medio no oficial momentos después de publicar la foto en mi red social de Instagram.
Se ha producido un error en este gadget.